La medicina natural o fitoterapia conforma una gran variedad de técnicas y tratamientos que a lo largo de los años se utilizaron con la finalidad a curar y tratar distintas afecciones a la salud. Los Incas fueron nuestros principales exponentes de la medicina natural en nuestra zona geográfica. El uso de estas plantas faculta una solución rápida y viable, sin el uso de fármacos, para poder contrarrestar la sintomatología propia del mal de altura de montaña. Las principales plantas usadas son: Hoja de coca, muña, chachacoma, menta y capulí.

1.-Hoja de coca: Erythroxylon coca, usada principalmente por medio de infusiones. Es un estimulante, analgésico, digestivo, regulador de la presión sanguínea

plantas medicinales de la hoja de coca

 

2.-Muña: Minthostachys setosa, se puede utilizar en infusiones. Tiene un uso medicinal para tratar la cefalea, gastritis, mal de altura de montaña. Se comprobó su capacidad antiséptica, analgésica y carminativa. Después de la hoja de coca, es una especie botánica tradicional en la medicina de la cultura Inca.

planta medicinal muna

 

3.- Capulí: Prunus capulí Cav. Al ser un árbol de 20 metros de alto, tiene tres formas de aplicación, el fruto se usa como depurativo, las hojas como regulador del ritmo cardiaco y para el mal de altura y la corteza del árbol como anti-reumático.

plantas medicinales para el mal de altura

 

4.- Menta: Mentha piperita, la composición bioquímica presenta principalmente eugenol y ácido rosmarínico, los cuales son anticoagulantes. Estos pueden mejorar la circulación pero en dosis mínimas en caso de personas que presenten diabetes. Su uso, al igual que las plantas antes descritas, se basa en infusiones.

planta medicinal menta

 

5.- Chachacoma: Senecio nutans, planta altoandina que tiene una distribución geográfica que abarca la zona del ande peruano hasta el país de Argentina. Es un arbusto de 20 a 50 cm de altura, ramoso y cubierto de hojas hasta el ápice. De acuerdo a diversos estudios realizados en Chile, Argentina y Bolivia, el uso de esta planta en infusiones sirve principalmente para el mal de altura de montaña. Las evidencias históricas y científicas, facultan la posibilidad de usar estas plantas medicinales para el tratamiento del mal de altura de montaña. Los principales componentes bioquímicos de estas especies mejoran el cuadro clínico presente en el MAM, principalmente en el caso de la hoja de coca, la muña y la chachacoma, ya que su acción es a nivel circulatorio y puede contrarrestar los principales síntomas del MAM. La forma adecuada para poder utilizar las plantas medicinales descritas en la parte superior es por medio de infusiones.