Agosto es conocido como el mes de los vientos y de las cometas, naves piloteadas desde tierra que representan el anhelo que tiene el hombre por volar y cuyos orígenes se remontan a la antigua China.

En Cusco, uno de los lugares más emblemáticos para hacer volar cometas, es el parque arqueológico de Sacsayhuaman, donde jóvenes de todas las edades aprovechan el tiempo libre para disfrutar del campo y demostrar sus habilidades para estas frágiles y coloridas naves voladoras.

Image

Años atrás la elaboración de las cometas era artesanal, ya que era difícil encontrar cometas prefabricadas que actualmente abunda. Lo más común era buscar la “Nihua”, que en se entonces era abundante en las afueras de la ciudad, para crear cualquier diseño imaginado.

Image